La excepcional situación vivida con el COVID en el ámbito laboral llevó a la comisión de Recursos Humanos y Formación de ANGECO a organizar, el pasado 6 de julio, una nueva reunión del Club del Benchmarking focalizada en analizar las consecuencias de la pandemia en la salud de los trabajadores y presentar las iniciativas llevadas a cabo por algunos asociados para mejorar la misma.

Se presentaron diferentes alternativas llevadas a cabo por nuestros asociados y así en primer lugar Intrum presentó su plan 360º de salud y bienestar que pone el bienestar en el centro y que se basa en la idea de “escuchar primero”. Mediante diferentes encuestas, en diferentes momentos y sobre diferentes temáticas, se pretendió conocer las necesidades y demandas reales de los empleados en temas de salud y bienestar y se analizó los cambios que se habían producido sobre periodos anteriores. El programa se basa en tres líneas estratégicas:

  • Aspectos físicos: que engloba cuidados médicos, cuidados físicos y prevención.
  • Aspectos emocionales: sobre los que se ha hecho especial hincapié a lo largo de este periodo y que engloban cuestionarios psicosociales, programas psicológicos y de coaching, programas educacionales y de equilibrio entre vida laboral y vida personal.
  • Aspectos de estilo de vida saludable: consejos nutricionales, consejos de vida activa y la elaboración de notas semanales con consejos al respecto.

El objetivo final es el de generar cultura sobre el bienestar y crear ambientes de trabajo positivos.

Por parte de nuestro asociado Lexer se presentó su iniciativa destinada a reducir el absentismo laboral. Si bien, aunque el absentismo en general ha disminuido durante la pandemia, desde Lexer consideran que, para ganar en eficiencia, es importante tener una visión más precisa y focalizada. En este sentido, se puso como ejemplo poner el foco en determinados departamentos que, según las estadísticas, pueden haber sufrido incrementos importantes del mismo en esta época, como pueden ser las unidades de operaciones donde los niveles de absentismo se han disparado hasta tres veces con respecto al de otros departamentos.

Para reducir este absentismo, la compañía ha establecido políticas activas de salud y bienestar. Así han llevado a cabo reuniones con la representación legal de los trabajadores en las que se han redefinido determinados acuerdos como los referentes a los partes de baja, se han realizado campañas informativas y de reconocimientos médicos a medida.

Asimismo, presentaron la iniciativa Lexer Social Club en el que se fomenta la vinculación emocional del empleado con la empresa mediante la participación en diferentes prácticas deportivas, así como el fomento de un estilo de vida saludable.

Por último, Codeactivos planteó su punto de vista desde la perspectiva de una empresa de un tamaño menor, demostrando que este tipo de iniciativas, dada su escalabilidad, son susceptibles de ser puestas en marcha en cualquier tipo de empresa sin perder su eficacia. El principal objetivo es poner al empleado en el centro y escucharle de forma activa. La principal conclusión es que siempre se pueden llevar a cabo iniciativas efectivas para mejorar el bienestar de los trabajadores con independencia del tamaño de la compañía.

En definitiva, aunque cada empresa puede tener diferentes particularidades, siempre puede llevarse a cabo acciones efectivas enfocadas a la mejora de la experiencia de los empleados y su bienestar.

La vuelta a las oficinas, que previsiblemente se llevará a cabo en septiembre, será una buena ocasión para poner en marcha este tipo de iniciativas adaptándose con creatividad a nuevos modelos de gestión.

Recomendados