El grupo especializado en derecho de consumo del Colegio de Abogados de Granada, dedicó la última jornada de su ciclo de charlas “Consumo gusto” a analizar el papel de los consumidores ante los denominados fondos buitre. La jornada contó con la presencia de ANGECO en la figura de Carlos Ruiz, presidente de la asociación.

El webinar se desarrolló desde una doble perspectiva, por un lado, la de Pilar Garrido Osuna, abogada especializada en derechos del consumidor y, por otro, la de ANGECO como asociación representativa de las empresas de gestión de cobro de deuda. La sesión despertó gran interés con la asistencia de casi 150 abogados.

Ante un auditorio, en principio poco favorable, Carlos Ruiz realizó un ejercicio de transparencia y una labor didáctica sobre lo que son, como actúan y las bondades de las empresas de gestión de cobro, destinado a “limpiar” la mala imagen que puede haber sobre la forma de actuar de estas empresas.

Lo primero que quiso destacar fue el mal uso del calificativo “fondos buitre”, que ya de entrada denota un matiz peyorativo, cuando en realidad se trata de un sector muy importante para la economía.

Los datos recogidos en el estudio de mercado realizado por ANGECO, de los que, de forma resumida, hizo partícipes a todos los asistentes, ponen de manifiesto la importancia cuantitativa del sector en la economía nacional y el empleo.

Adicionalmente, el presidente de ANGECO subrayó las importantes razones cualitativas que certifican la importancia económica del sector. Que el ciclo del crédito funcione, y los bancos den préstamos a los consumidores y los den en mejores condiciones, depende en gran medida de la tasa de morosidad. Si no se produce la recuperación de deuda, esa tasa de morosidad sube y, en consecuencia, el acceso de los consumidores a préstamos disminuye y/o se dificulta. Dado que los bancos no tienen estructura suficiente para poder realizar esa gestión de cobro de deuda, la existencia de compañías especializadas en ello se hace imprescindible.

A la hora de analizar la actuación de estas empresas, el principal punto a destacar es que en España no existe una regulación específica sobre cómo deben actuar de cara al consumidor, regulando temas como por ejemplo, cuantas veces se puede llamar a una persona para reclamarle una deuda, como sí ocurre en otros países europeos.

Ante este panorama regulatorio, se destacó la apuesta de ANGECO por disponer de una autorregulación de obligado cumplimiento para sus asociados mediante un código ético de actuación, normas de compliance, y de protección de datos. Todos ellas enfocadas a respetar al máximo los derechos de los consumidores en los procesos de reclamación y otorgando a las compañías asociadas a ANGECO un sello de calidad diferencial. En este sentido, se señaló el pleno apoyo de ANGECO a la creación de regulación en España y su total disposición a colaborar con el legislador. Y la oportunidad para ello que puede suponer la Directiva Europea sobre Compradores y Administradores de carteras de NPLs.

Mejorar la información al consumidor y el tratamiento de sus quejas asociados mediante la implementación de sistemas automatizados y transparentes que den voz al deudor, son dos de los campos en los que ANGECO está haciendo hincapié entre sus.

Por otor lado es importante entender algunas problemáticas con las que se encuentran las empresas que compran carteras de deuda como, por ejemplo, la dificultad que muchas veces existe para comunicar la deuda al deudor ante la falta de datos. Las empresas del sector hacen esfuerzos ímprobos para comunicar la deuda ya que son las primeras interesadas en que el deudor sepa a quien debe pagar. Esa reclamación previa es un campo de clara posibilidad de mejora.

Asimismo, se detalló el proceso de compra de carteras de deuda en el cual además del precio, se detallan otras garantías como son el periodo de responsabilidad del banco o la forma en que debe comportarse la empresa con el deudor.

Finalmente se destacaron algunas ventajas que las empresas de recuperación tienen para el consumidor como es la flexibilidad a la hora de pagar la deuda, lo que facilita al consumidor la resolución de sus problemas.

En resumen, la jornada supuso un ejercicio de transparencia por parte de ANGECO para facilitar el conocimiento y entendimiento del sector de la recuperación deuda ante un colectivo que está al otro lado de la mesa en los procedimientos de recuperación.

Recomendados