Desde hace más de 25 años, el sector de la recuperación de deuda, representado en su inmensa mayoría en ANGECO, ha mostrado un alto nivel de compromiso con la ética en todas sus actuaciones.

La falta de regulación específica del sector en España deja un margen muy amplio en el que caben diferentes tipos de prácticas a la hora de la recuperación deuda. Es por este motivo por el que desde hace más de 25 años, ANGECO estableció una autorregulación de obligatorio cumplimiento para todos sus asociados tendente a garantizar comportamientos éticos y responsables. Una autorregulación que supone un hecho diferencial de las empresas pertenecientes a ANGECO y que asegura las buenas prácticas entre sus asociados.

A día de hoy ANGECO engloba a la inmensa mayoría del sector de la recuperación de impagados y, desde esa perspectiva de “patronal del sector”, el pasado mes de marzo aprobó en asamblea general la renovación de su código ético de actuación, con el fin de ponerlo al día adaptándolo a los criterios más actuales de compliance y responsabilidad social corporativa.

Una vez aprobado por la asamblea, cada asociado debe firmar específicamente su adhesión al mismo. Es en este punto donde los asociados han mostrado su alto nivel de compromiso ético, al adherirse al mismo en menos de un mes.

Acogerse bajo el paraguas del código ético y de conducta de ANGECO supone aceptar una serie de normas de actuación enfocadas a garantizar entre otras cosas la claridad, la transparencia, la confidencialidad y el trato justo a los prestatarios en todas sus interrelaciones, así como someterse al control del órgano específico establecido por ANGECO para tal efecto y aceptar el sistema disciplinario establecido en caso de incumplimiento.

La rapidez con la que todos los asociados han procedido a la adhesión al código ético y de conducta, muestra el alto nivel de compromiso que las empresas asociadas a ANGECO tienen con el respeto a los derechos de empleados, clientes y consumidores, garantizando su cumplimiento en todas sus actuaciones.

Este tipo de actuaciones ponen en valor un sector que no siempre ha sido tratado de forma justa y que, sin embargo, lleva años demostrando un alto grado de profesionalidad y buenas prácticas y que es fundamental para el desarrollo de la economía.

Recomendados