El indicador CEPYME sobre la situación de las pymes alcanza un valor de 5,2 puntos lo que supone una calificación de aprobado muy justo, aunque es la más elevada desde septiembre de 2020. Este aumento es, sin embargo, insuficiente para compensar la tendencia a la baja que el indicador inició en 2016.

El repunte del indicador general se explica por la mejoría de la calificación de las empresas medianas que alcanzó 5,4, puntos. Sin embargo, el indicador correspondiente a las pequeñas empresas descendió al 5,0, aumentando la brecha existente entre unas y otras.

Las principales conclusiones que se desprenden del indicador son:

  • Fuerte reducción de márgenes.
  • Fuerte incremento de los costes laborales alcanzando en el primer trimestre de 2022 el 5,7%.
  • La inminente subida de tipos de interés y el endurecimiento del crédito tiene lugar en un entorno de altos niveles de endeudamiento por parte de las pymes.
  • La rentabilidad de las pymes desciende hasta el 3% lo que la sitúa en niveles de 2016.
  • La prima de riesgo que pagan las pymes sufre un ligero ascenso situándose en los 208 puntos base.

A pesar de que aparentemente las cifras del rebote del empleo y la recuperación del número de compañías previo a la pandemia podrían generar una sensación de bonanza, ya que la realidad es las pymes atraviesan la situación más difícil desde 2014.

Acceso al informe completo aquí https://cepyme.es/wp-content/uploads/2022/05/Indicador-CEPYME-sobre-la-situacion-de-la-Pyme.pdf

Recomendados