En Noticias ANGECO

El pasado 15 de marzo tuvo lugar esta jornada de debate enfocada a analizar las perspectivas del sector y el papel que la tecnología va a jugar en el desarrollo del mismo.

La apertura de la jornada corrió a cargo del director de El Economista Amador García Ayora que puso de manifiesto la importancia del sector. En sus propias palabras “sanear y reestructurar deuda es fundamental para la sociedad porque no hay mejor seguro que una empresa saneada”.

A continuación, intervino el presidente de Angeco ejerciendo como representante institucional y aglutinador de la gran mayoría de las empresas del sector. Carlos Ruiz Cabrera inició su intervención poniendo en contexto lo que representa el sector y lo que supone Angeco en el mismo. Destacó el gran crecimiento de la asociación en los últimos años hasta llegar a los actuales 78 asociados actuales. Por otro lado, significó algunas de las principales cifras que maneja el sector y que lo convierten en parte fundamental y necesaria de la economía ya que, si el crédito no se recupera, no fluye y, por tanto, las condiciones de acceso al mismo serían cada vez peores tanto para empresas como para particulares. “Angeco existe desde hace 30 para representar a esta industria necesaria. El crédito hay que recuperarlo, pero hay que hacerlo bien, con una cultura ética, de cumplimiento y de ayuda al deudor”

Asimismo, destacó tres líneas estratégicas que Angeco está desarrollando en este año 2023 con el fin de transmitir a la sociedad en general esa importancia del sector y las buenas prácticas y la profesionalidad en las actuaciones que las empresas asociadas a Angeco llevan a cabo:

  • Gestiones para formar parte del nuevo Observatorio Estatal de la Morosidad Privada, creado con el fin de divulgar la cultura del pago a través de la educación financiera. Los asociados de Angeco al encontrarse al final de la cadena del pago, tienen una gran perspectiva que puede ser muy útil.
  • Creación de un programa executive de gestión de NPLs 360. Aumentar la formación específica en el sector a través de un programa especial que aumente la profesionalización.
  • Presentó el I Foro para el Desarrollo Angeco que tendrá lugar en junio y que será un punto de encuentro organizado por Angeco en exclusiva para sus asociados y enfocado a fomentar la innovación y el conocimiento.

A continuación, tuvo lugar un debate en el que participaron, entre otros, algunas empresas asociadas a Angeco y que se desarrolló en tres grandes bloques.

Situación de mercado

El consenso entre los ponentes fue que las bajas cifras de morosidad actuales se deben por un lado al ahorro que los particulares acumularon durante la pandemia, y, por otro, a las ayudas que las empresas recibieron y que suponen un “dopaje del mercado”.

Con respecto al primer punto, los ponentes resaltaron que, aunque aún no se ve en el mercado, la subida de tipos y la inflación, harán mella en ese ahorro acumulado y que el sector debe estar preparado para posibles incrementos de la morosidad cuando eso se produzca.

En relación con las empresas, preocupa el gran incremento del número de empresas en concurso que se ha duplicado en seis meses, especialmente en lo que a pymes se refiere, y de forma transversal en todos los sectores. En este sentido se señaló que la nueva ley concursal pretende facilitar la anticipación al concurso. El sector puede suponer una gran ayuda para los administradores concursales a la hora de identificar los posibles problemas anticipadamente y buscar soluciones como quitas, acuerdos, etc. Con anterioridad, el 90% de los concursos iban a liquidación y la nueva ley intenta anticiparse para solucionarlo antes y permitir la continuidad de la empresa.

Existe la posibilidad de que llegue un momento en que tanto el fin de las moratorias empresariales, como el fin del ahorro particular generado durante la pandemia, se produzca de forma abrupta y el sector de la recuperación de créditos está preparado para ello.

El papel de la tecnología

Los ponentes destacaron la gran evolución que el sector ha tenido especialmente en los tres o cuatro últimos años. Existen muchas más herramientas y se tiene un nuevo enfoque respecto al deudor como es el de ayudarle a solucionar sus problemas.

La tecnología proporciona herramientas que permiten mejorar el contacto y el trato al deudor. La automatización y la inteligencia artificial permiten mejorar los procesos, la calidad de la atención y la calidad de la recuperación.

Hay que permitir que el cliente se autogestione y elija como quiere que se le contacte ofreciendo omnicanalidad. A la hora de la interacción con el cliente hay que analizar muy bien el tipo de cliente porque, probablemente, no será igual la aproximación al mismo dependiendo de la generación a la que pertenezca. En este sentido se hizo especial hincapié en la importancia que tiene identificar muy bien dónde el valor que añaden las personas es fundamental. Personas y tecnología deben verse de forma complementaria y no excluyente. La tecnología da soporte, pero no elimina la parte humana. Una buena combinación de ambas mejora la eficacia y ahorra costes.

Además, el uso de la inteligencia artificial y el análisis del dato facilitan mucho el trabajo del gestor. Por el lado de la IA, indicándole el camino a seguir y cómo hacerlo, planteándole estrategias de actuación, cuál es el mejor momento para contactar, el canal adecuado, etc. Por el lado del tratamiento del dato, identificando grandes volúmenes de notificaciones, clasificándolas y respondiendo de la mejor forma en función, por ejemplo, de cada juzgado. Permite predecir, perfilar y elegir la mejor solución.

Queda camino por recorrer, pero se destacó que el sector en España tiene una posición de liderazgo en Europa en innovación y desarrollo tecnológico.

Regulación

La regulación de la inteligencia artificial va a tener un impacto positivo y que dará seguridad tanto al cliente como a las empresas. Es necesario que exista una regulación, y en este sentido se puso como ejemplo la autorregulación que Angeco da a sus asociados. El sector es el primero que quiere hacerlo lo mejor posible porque eso mejorará sus resultados y en este punto el papel de Angeco como interlocutor con el regulador es fundamental.

Se produjo consenso sobre la bondad de que haya una regulación, pero también se indicó que la autorregulación funciona y por tanto, hay que calibrar muy bien las medidas legislativas que se vayan a establecer para que no supongan impedimentos innecesarios. La labor de Angeco en este punto, nuevamente se estima como imprescindible.

Recomendados

Empiece a escribir y pulse Intro para buscar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad