El acuerdo alcanzado supone la antesala para la aprobación de una directiva que unifique en Europa la regulación de los administradores de crédito.

El acuerdo provisional alcanzado entre la presidencia del Consejo y los negociadores del parlamento abarca las siguientes cuestiones:

  • Autorizar las actividades de administración de créditos para garantizar que los prestatarios reciban un trato justo y diligente.
  • Establecer medidas de reestructuración que tengan en cuenta los derechos e intereses de los consumidores antes de iniciar un proceso de ejecución

El objetivo final es el de apoyar el desarrollo dentro de la Unión Europea de un mercado secundario de préstamos dudosos que permita le saneamiento de los balances bancarios.

La Directiva normalizará las normas aplicables a administradores y compradores de créditos facilitando la venta de préstamos dudosos incluso fuera de las fronteras nacionales de cada miembro de la UE, pero garantizando especialmente que en el proceso no se menoscaben los derechos de los prestatarios.
Se designará una autoridad en cada estado miembro de origen que será quien, en cooperación con sus homólogos del resto de países, autorizará y supervisará a los administradores de créditos.

El acuerdo alcanzado debe traducirse a las diferentes lenguas oficiales europeas y ratificarse por el Parlamento Europeo antes de la publicación de la norma en el Diario Oficial de la UE, hecho que se espera que se produzca en septiembre. Una vez realizada esta publicación se iniciará el periodo de 24 meses para la transposición de la norma en todos los países miembros.

Prácticamente todos los países europeos, salvo España, ya cuentan con legislación específica en materia de gestión de crédito, por lo que esperamos que este acuerdo suponga un impulso para la tan necesaria regulación del sector en nuestro país.

Publicaciones recientes